1-LESIONES DEPORTIVAS

¿Dónde te duele?

2-PARA MUJERES

Embarazo, postparto y suelo pélvico

3-FISIOTERAPIA EN NEUROLOGÍA

Ictus, Parkinson, daño cerebral, tumores cerebrales,…

4-PARA NUESTROS NIÑOS

Fisioterapia infantil

5-ESTIRAMIENTOS SALUDABLES

Estira y mejorarás

Home » PIE Y TOBILLO

NEUROMA DE MORTON

Editado por el Jueves, 18 abril 2013Ningún comentario

 

 

NEUROMA DE MORTON

El término neuroma se refiere a una inflamación de un nervio. En este caso el nervio afectado es un nervio pequeño  que conecta el tercer y cuarto dedo, produciendo dolor en la planta del pie.

   
Síntomas del neuroma:
  • Comienza con entumecimiento o dolor en el pie, justo detrás del tercer y cuarto dedo.
  • En una etapa posterior, al dolor  y entumecimiento le acompaña sensación de ardor y de hormigueo que puede irradiarse alrededor del pie.
  • Los síntomas pueden aparecer y desaparecer espontáneamente.
  • El dolor severo puede estar presente en las áreas de carga del pie.
  • El paciente puede experimentar dolores espontáneos, que a menudo los definen como una “corriente eléctrica”, sobre todo cuando están durmiendo.

 

Causas del neuroma:

·La compresión de ligamentos en el pie puede irritar el nervio.

·Llevar tacones altos con frecuencia.

·Los zapatos estrechos pueden apretar  los dedos del pie y por lo tanto ejercer presión sobre el nervio.

·Problemas mecánicos en el pie como la hiper-pronación.  Una pronación excesiva, lo que provoca es que nuestros arcos plantares se aplanen cuando nos ponemos de pie, poniéndose sus estructuras bajo tensión, aumentando la probabilidad de que aparezca un neuroma.

 

Tratamiento:

 

En primer lugar, el podólogo ha de diagnosticarlo como tal. Con el historial de la enfermedad, la presentación clínica y la descripción del problema puede ser suficiente, no obstante la confirmación diagnóstica definitiva debe realizarse con una ecografia.

El podólogo puede apretar la zona comprendida entre las bases de los dedos del pie. El área puede encontrarse sensible y puede sonar un “clic” audible. Este clic es el neuroma empujando entre los huesos (Signo de Mulders).

En ocasiones, es posible que se realice una radiografía para descartar una fractura por stress en el pie.

Para corregir este problema, se pueden utilizar para redistribuir la presión fuera de la zona de la lesión varios tipos de almohadillas metatarsales u ortesis plantares (plantillas).

En ocasiones el podólogo puede infiltrar un medicamento anti-inflamatorio (corticoesteroides) para atrofiar el neuroma (esta infiltración tiene mayor eficacia si se realiza bajo control ecográfico).

 

Además, se recomiendan medidas como dejar de usar zapatos de tacón alto, ya que esto provoca un estrés adicional y aumenta la presión en la zona metatarsal e intensifica el dolor.

En los casos más severos, puede ser necesaria la cirugía, que consiste en la eliminación parcial del neuroma, o una resección parcial o total del ligamento que comprime el nervio interdigital afectado.

 
Fdo.  José Sastre Escrivá, podólogo y fisioterapeuta de la Clínica Fisioterapia Marítim.


Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment.