1-LESIONES DEPORTIVAS

¿Dónde te duele?

2-PARA MUJERES

Embarazo, postparto y suelo pélvico

3-FISIOTERAPIA EN NEUROLOGÍA

Ictus, Parkinson, daño cerebral, tumores cerebrales,…

4-PARA NUESTROS NIÑOS

Fisioterapia infantil

5-ESTIRAMIENTOS SALUDABLES

Estira y mejorarás

Home » 2-PARA MUJERES, OTROS TEMAS, PILATES

¿NO SABES QUÉ REGALAR? TE ACONSEJAMOS LA ALMOHADILLA TÉRMICA DE TRIGO:

Editado por el Martes, 13 noviembre 2012Ningún comentario

 

ALMOHADILLA TÉRMICA DE TRIGO:

 
   

 

La almohadilla térmica es utilizada desde hace siglos por la medicina oriental. Estas almohadillas se conocen también con otros términos como saquitos de calor, sacos térmicos, bolsas térmicas, hot packs, etc…

 

 

 

Están confeccionadas con tela de algodón, siendo las fundas de diversos colores y realizadas con tejidos naturales como algodón o lino. Están rellenas con trigo y plantas medicinales. El trigo tiene una estructura celular que le permite absorber calor o frío rápidamente y después expulsarlo uniformemente, y por otro lado, las plantas aromáticas tienen propiedades calmantes y relajantes.

 

Dependiendo de la utilización en frío o en caliente,  los saquitos de calor son una excelente alternativa para aliviar el estrés y dolencias como: artritis, esguinces, contusiones, tortícolis, dolores menstruales, de espalda, de cabeza, de cuello, dentales, musculares, cólicos, inflamaciones, síndrome del túnel carpiano, pies cansados…

   
 
   

Características de los saquitos:

  • Miden 49×18 cm, lo que permite cubrir y adaptarse cómodamente a diferentes regiones del cuerpo, como pueden ser la zona cervical o lumbar.
  • Cada saquito contiene 1kg de semillas, lo que mejora su calidad, pues al tener más semillas almacena mejor el calor.
  • Sus costuras lo dividen en tres compartimentos para que las semillas se distribuyan homogéneamente dentro de el saquito y no se desplacen a un extremo del mismo.
  • Su funda es lavable.
  • Cada saquito tiene una vida útil de 8 a 10 años. 

Su uso es muy sencillo, en el caso de utilizarlo como fuente de calor, existen dos alternativas: colocar la almohadilla en el microondas durante 2 minutos (en el caso de recalentar sólo un minuto y medio), o bien en un horno envuelta en papel de aluminio por un periodo de 15 a 20 minutos a 200ºC. Estas bolsas térmicas conservan el calor durante 30 minutos aproximadamente.

 Si por el contrario se desea utilizar la almohadilla por su efecto frío, basta con envolverla en una bolsa plástica y colocarla en el congelador durante 30 minutos.

Además, si queremos que los aromas de las plantas medicinales que contiene estos saquitos de calor sean más intensos, podemos rociarla con unas gotas de agua para acentuar su olor.

 
   
Descubre qué otras cosas relacionadas con la salud pueden servirte para un buen regalo (pincha aquí).  
     


Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment.